14 Flares 14 Flares ×

 

Aviso LOPD

En cumplimiento del artículo 5 de la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de carácter Personal, por el que se regula el derecho de información en la recogida de los datos, se advierte de los siguientes extremos: los datos de carácter personal que pudieran constar en este formulario, se incluirán en el fichero inscrito en el Registro General de Protección de Datos. La finalidad del fichero es ofrecerla información sobre los servicios solicitados, gestión comercial, contable, fiscal y administrativa en el marco de las relaciones empresa-cliente; asi como gestionar las consultas que usted nos plantea en el formulario. Los datos que se le solicitan resultan necesarios para ofrecerle la información solicitada, de manera que de no facilitarlos, no será posible la prestación del servicio requerido, en este sentido, usted consiente expresamente la recogida y el tratamiento de los mismos para la citada finalidad. Sus datos personales no serán cedidos a terceros, salvo los casos exigidos por la legislación específica o que los solicite el Defensor del Pueblo o los jueces o Tribunales competentes. Usted tiene derecho a acceder a sus datos personales, rectificarlos o, en su caso, cancelarlos. También tiene derecho a oponerse a los tratamientos de datos que no le parezcan adecuados, siempre que no sean obligados o estén permitidos por una ley, enviando un correo electrónico, acompañado de documento oficial que lo identifique a info@institutogomez-ulla.es.


¿Qué es la ptosis infantil?

Es la elevación incompleta o insuficiente de uno o ambos párpados superiores. El párpado puede descender hasta tapar la pupila o situarse por encima de ésta.
 

¿Cuáles son sus causas?

La mayor parte de las ptosis pediátricas se deben a una alteración del músculo que levanta el párpado superior. Suelen aparecer espontáneamente aunque también existen casos hereditarios. Puede asociarse a la alteración de otros músculos que mueven el ojo. Otras causas menos frecuentes pueden ser consecuencia de enfermedades musculares (distrofias musculares), neurológicas (miastenia gravis) o traumatismos.
 

¿Cuáles son sus síntomas?

Si el párpado tapa la pupila y por tanto el eje visual puede obligar al niño a arrugar la frente, torcer el cuello y elevar el mentón para mirar al frente, produciendo tortícolis. Si, pese a todo, no se consigue mantener el párpado por encima del eje pupilar, puede dar lugar a ojo vago. Además, el párpado caído puede provocar un astigmatismo al deformar la córnea del niño durante un periodo prolongado de tiempo.

En ocasiones puede aparecer ptosis asociada a una alteración en el movimiento del ojo hacia arriba (un estrabismo vertical) o que mejora cuando el niño toma el pecho o biberón (esto se conoce como fenómeno de Marcus-Gunn).
 

¿Cómo se trata?

El tratamiento es quirúrgico y su objetivo es reforzar o reparar el tendón del músculo que eleva el párpado. Si la única repercusión es estética, se suele esperar hasta que el músculo elevador del párpado esté maduro, aproximadamente a los 4-5 años, lo que hace que la exploración del niño sea más fácil y la cirugía sobre el músculo tenga resultados más predecibles.
 

¿Cuándo debo sospechar una ptosis?

Debe buscar consulta oftalmológica cuando el niño:

  • Arruga la frente para levantar los párpados.
  • Tuerce hacia atrás la cabeza para compensar un párpado caído.
  • Uno de los párpados se encuentra más bajo que el contralateral.
  • Uno o ambos párpados descienden hasta tapar la pupila.
14 Flares Facebook 14 Twitter 0 Google+ 0 LinkedIn 0 14 Flares ×
 

© Copyright 2015. Instituto Oftalmológico Gómez-Ulla.
Número de Registro Sanitario: C-15-000682
981 585 733
Aviso Legal