DMAE

¿Qué es la Degeneración Macular Asociada a la Edad (DMAE)?

Es una enfermedad degenerativa que afecta a la mácula (zona central de la retina en la parte posterior del ojo), lo que causa la pérdida de la visión central. La mácula es una zona clave para la visión, por lo que su lesión dificulta a las personas que padecen esta enfermedad la realización de trabajos cotidianos como leer, conducir, reconocer caras, coser, marcar un número de teléfono, etc.

¿A quiénes afecta?

personas por encima de los 55 años, aumentando su incidencia con la edad. Es la principal causa de ceguera legal en los países desarrollados por encima de esta edad.

Mácula

¿Hay varias formas de DMAE?

La DMAE Seca o Atrófica

Es la más frecuente y la menos agresiva pero produce una disminución progresiva e irreversible de la visión a lo largo de los años.

DMAE Húmeda, Exudativa o Neovascular

Aunque es menos frecuente, es más agresiva por la aparición de vasos anómalos que provocan una progresión rápida con pérdida de visión en la mayoría de los casos.

DMAE Seca o Atrófica (izquierda) vs DMAE Húmeda (derecha) 

¿Cuáles son sus causas?

Es una enfermedad multifactorial con una alta predisposición genética. La edad, que provoca un proceso de envejecimiento de la retina, es el factor más importante que a su vez se ve influenciado por otros factores ambientales como el tabaco, la exposición a la luz solar, la dieta baja en vitaminas, minerales y antioxidantes o factores cardiovasculares como la hipertensión arterial.

¿Cuáles son sus síntomas?

Los primeros síntomas de esta enfermedad son ver una mancha oscura en el centro de la visión, pérdida de agudeza visual, ver curvadas las líneas rectas, la ausencia de algunas letras y palabras durante la lectura y la imposibilidad de ver correctamente los detalles de los objetos pequeños como las teclas de un teléfono móvil. Si estos síntomas aparecen se debe acudir sin demora al oftalmólogo experto en retina para determinar los pasos a seguir así como los posibles tratamientos.

¿Cómo se diagnostica?

Es una enfermedad que con frecuencia afecta a los dos ojos aunque no inicialmente. Hay que medir la agudeza visual, usar la rejilla de Amsler para descartar alteración en la visión de las formas, explorar el fondo de ojo bajo dilatación pupilar y usar pruebas complementarias como la tomografía de coherencia óptica (OCT) y la angiografía mediante OCT (OCTA).

Rejilla de Amsler 

Líneas curvadas o Mancha en el centro de la visión 

¿Se puede prevenir?

Se recomienda llevar una dieta rica en frutas, verduras y omega-3. Protegerse con gafas de la luz solar, no fumar y someterse a revisiones oftalmológicas periódicas a partir de los 50 años, especialmente si hay antecedentes familiares. En este caso se puede hacer un examen genético.

Tratamiento

El diagnóstico precoz es fundamental para evitar la pérdida avanzada de la visión. Los resultados son mejores cuanto menos evolucionada esté la DMAE.

DMAE Seca

En la DMAE Seca se deben utilizar medidas preventivas. Actualmente se están ensayando nuevos fármacos para su tratamiento.

DMAE Húmeda

En la DMAE neovascular, el tratamiento más frecuente se realiza con inyecciones intraoculares repetidas de fármacos antiVEGF para frenar el avance de la enfermedad.

Si ya se ha producido un deterioro importante, las ayudas de baja visión permiten una rehabilitación visual para poder mantener la autonomía del paciente en la realización de actividades cotidianas.

Solicite información sin compromiso

    Aviso LOPD

    En cumplimiento del artículo 5 de la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de carácter Personal, por el que se regula el derecho de información en la recogida de los datos, se advierte de los siguientes extremos: los datos de carácter personal que pudieran constar en este formulario, se incluirán en el fichero inscrito en el Registro General de Protección de Datos. La finalidad del fichero es ofrecerla información sobre los servicios solicitados, gestión comercial, contable, fiscal y administrativa en el marco de las relaciones empresa-cliente; asi como gestionar las consultas que usted nos plantea en el formulario. Los datos que se le solicitan resultan necesarios para ofrecerle la información solicitada, de manera que de no facilitarlos, no será posible la prestación del servicio requerido, en este sentido, usted consiente expresamente la recogida y el tratamiento de los mismos para la citada finalidad. Sus datos personales no serán cedidos a terceros, salvo los casos exigidos por la legislación específica o que los solicite el Defensor del Pueblo o los jueces o Tribunales competentes. Usted tiene derecho a acceder a sus datos personales, rectificarlos o, en su caso, cancelarlos. También tiene derecho a oponerse a los tratamientos de datos que no le parezcan adecuados, siempre que no sean obligados o estén permitidos por una ley, enviando un correo electrónico, acompañado de documento oficial que lo identifique a info@institutogomez-ulla.es.