0 Flares 0 Flares ×

 

Aviso LOPD

En cumplimiento del artículo 5 de la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de carácter Personal, por el que se regula el derecho de información en la recogida de los datos, se advierte de los siguientes extremos: los datos de carácter personal que pudieran constar en este formulario, se incluirán en el fichero inscrito en el Registro General de Protección de Datos. La finalidad del fichero es ofrecerla información sobre los servicios solicitados, gestión comercial, contable, fiscal y administrativa en el marco de las relaciones empresa-cliente; asi como gestionar las consultas que usted nos plantea en el formulario. Los datos que se le solicitan resultan necesarios para ofrecerle la información solicitada, de manera que de no facilitarlos, no será posible la prestación del servicio requerido, en este sentido, usted consiente expresamente la recogida y el tratamiento de los mismos para la citada finalidad. Sus datos personales no serán cedidos a terceros, salvo los casos exigidos por la legislación específica o que los solicite el Defensor del Pueblo o los jueces o Tribunales competentes. Usted tiene derecho a acceder a sus datos personales, rectificarlos o, en su caso, cancelarlos. También tiene derecho a oponerse a los tratamientos de datos que no le parezcan adecuados, siempre que no sean obligados o estén permitidos por una ley, enviando un correo electrónico, acompañado de documento oficial que lo identifique a info@institutogomez-ulla.es.

Ver Condiciones de Privacidad

 

 

 

¿Qué es la enfermedad de ojo seco?

El ojo seco es una enfermedad crónica de la superficie ocular que se caracteriza por un déficit en la cantidad y calidad de la lágrima, ocasionando síntomas oculares desde molestias leves hasta afectación corneal grave y compromiso visual.

¿Qué es la película lagrimal?

La película lagrimal es una capa que actúa como escudo protector de la estructura más superficial del ojo, la córnea. Está compuesta por los siguientes componentes:

  • Una capa externa o lipídica, que está producida fundamentalmente por las glándulas del borde palpebral (las glándulas de Meibomio). Su principal función es evitar la evaporación de la lágrima.
  • Una capa intermedia o acuosa, generada principalmente por la secreción de la glándula lagrimal principal. Su principal función es de limpieza, oxigenación e hidratación.
  • Una capa interna o mucinosa, secretada por pequeñas glándulas de la conjuntiva. Su principal función es mantener una estabilidad y distribución homogénea de la lágrima sobre toda la superficie ocular.

 

A. Película lagrimal respetada y córnea protegida         B. Película lagrimal dañada: ojo seco

La enfermedad de ojo seco no tiene una causa única identificada y hay ciertos factores que predisponen a ella como son: la edad, el sexo femenino, factores hormonales, así como algunos fármacos (como los antihistamínicos o antidepresivos), ciertas enfermedades asociadas como la diabetes, la artritis reumatoide, o el síndrome de Sjögren, el uso de lentes de contacto, o la utilización frecuente de pantallas de ordenador, tablets, móviles, etc.

¿Cuáles son sus síntomas?

La enfermedad de ojo seco presenta un amplio abanico de síntomas: desde una leve molestia hasta la ulceración corneal. Los síntomas más frecuentes son la sensación de sequedad o arenilla, escozor o ardor, así como visión borrosa que habitualmente se agrava en ambientes secos (calefactados o con aire acondicionado) o tras el uso continuado de pantallas. Estos síntomas generalmente mejoran con el parpadeo.

 

 

 

 

 

 

Tipos de ojo seco

Existen dos tipos de ojo seco, aunque es habitual presentar características de ambos. El tipo más frecuente es el ojo seco evaporativo, en el que la lágrima se produce en suficiente cantidad, pero se evapora con facilidad por un déficit en la capa externa de la lágrima producida por las glándulas de Meibomio. El otro tipo es el ojo seco por deficiencia acuosa, que se debe a una disminución en la cantidad de lágrima producida por la glándula lagrimal.

Borde palpebral normal                                      Glándulas de Meibomio obstruidas

¿Cómo puedo prevenirlo?

Hay ciertos factores como el sexo, la edad o las enfermedades que se padecen que no son modificables. Pero sí se puede intervenir sobre otros factores de riesgo, reduciendo por ejemplo el tiempo de exposición a pantallas o realizando descansos periódicos al utilizarlas, así como evitando abusar de las lentes de contacto. Además, una dieta variada y rica en omega 3 es necesaria para la correcta composición de la película lagrimal.

 

 

 

 

 

¿Cómo se diagnostica?

El diagnóstico de la enfermedad de ojo seco se realiza en base a los síntomas que refiere el paciente y los signos observados por el oftalmólogo en la consulta, así como una serie de pruebas complementarias para evaluar la producción y evaporación de la lágrima y el estado de las glándulas de meibomio.

¿En qué consiste el tratamiento?

El tratamiento de la enfermedad de ojo seco se basa en el alivio de los síntomas, pues al tratarse de una enfermedad crónica no tiene una cura definitiva.

Sin embargo, existen una serie de tratamientos efectivos para mejorarla:

      • Lubricación con lágrimas artificiales e higiene palpebral
      • Sustitutos orales de omega 3
      • Tratamiento con suero autólogo o plasma rico en factores de crecimiento
      • Plasma rico en factores de crecimiento-ENDORET
      • Tratamientos puntuales con antibioterapia o antiinflamatorios
      • Oclusión de los puntos lagrimales con microtapones

 

Será el oftalmólogo quien determinará si se necesitará uno o una combinación de varios de estos tratamientos para el ojo seco.

0 Flares Facebook 0 Twitter 0 Google+ 0 LinkedIn 0 0 Flares ×
 

© Copyright 2020. Instituto Oftalmológico Gómez-Ulla.
Número de Registro Sanitario: C-15-000682
981 585 733
Aviso Legal